¡Felíz Pascua de Resurrección!

“He resucitado, estoy siempre contigo”. ¡Aleluya!

Queridos hermanos y hermanas, Jesús, crucificado y resucitado, nos repite hoy este anuncio gozoso: es el anuncio pascual. Acojámoslo con íntimo asombro y gratitud.

“Dejémonos iluminar por la luz deslumbrante de este Día solemne; abrámonos con sincera confianza a Cristo resucitado, para que la fuerza renovadora del Misterio pascual se manifieste en cada uno de nosotros, en nuestras familias y nuestros Países. Se manifieste en todas las partes del mundo… Invoquemos la plenitud de los dones pascuales por intercesión de María que, tras haber compartido los sufrimientos de la Pasión y crucifixión de su Hijo inocente, ha experimentado también la alegría inefable de su resurrección. Que, al estar asociada a la gloria de Cristo, sea Ella quien nos proteja y nos guíe por el camino de la solidaridad fraterna y de la paz” (Papa Benedicto XVI).

 ¡A todos ustedes, un especial saludo de Pascua! Las palabras del Papa Benedicto lo expresan intensamente. Vivamos este tiempo con la alegría de un discípulo que vuelve a encontrarse con su Maestro, que se conmueve y renueva al estar a la escucha de su Palabra y se fortalece en la Comunión de su Cuerpo.

Hch 2,42: “los creyentes eran asiduos a la oración, a la predicación de los apóstoles, a la fracción del Pan y a la convivencia…”

                                                                                                                Sor Elsa Castillo P., Rectora